GRUPMAV SCP y su compromiso con la formación           

Logo GRUPMAV1(257x262)El paso del tiempo no ha mermado la necesidad de la industria de contar con profesionales de la soldadura altamente cualificados que se acomoda a los nuevos retos que marca el desarrollo de la tecnología y la innovación en el mundo industrial.

En esta línea, GRUPMAV SCP cuenta con una amplia experiencia acumulada que cristaliza en el diseño, programación y ejecución de especialidades formativas cuyos contenidos se recogen en los diferentes apartados de esta WEB.

En esta página, se presentan líneas argumentales que GRUPMAV SCP concretará en acciones formativas que desarrollarán, en profundidad, los contenidos genéricos que aquí se mencionan, pues sólo se pretende apuntar y enumerar aquellos ámbitos que, por si mismos, suponen áreas de especialización.

1.- La soldadura, una profesión con futuro                                        (Volver inicio)

La mayoría de las edificaciones tanto civiles como industriales y puentes se construyen con acero usando la soldadura como sistema de unión.

El extendido uso de la soldadura en los procesos de fabricación en todos los ámbitos productivos (industria aeronáutica, automoción, construcción, electrodomésticos, etc) ha favorecido a un avance y un mayor conocimiento no sólo de las distintas técnicas de soldadura, sino también de los numerosos factores que determinan las características de la unión soldada. Entre dichos factores encontramos la temperatura de la fuente de calor, la cantidad de calor aportada al metal, el tipo de fuente de calor cuando se suelda con arco, el tipo de protección utilizado y otros muchos.

El análisis conjunto de los factores anteriores y de los metales a soldar permite la realización de una soldadura de calidad.

2.- Concepto de soldadura                                                                        (Volver inicio)

Podemos definir la soldadura como el procedimiento de unión mecánicamente resistente, aplicado tanto a metales como a plásticos, en los que la unión se realiza mediante calentamiento, ejerciendo presión entre las partes o por una combinación de ambos.

Se dice que existe soldadura cuando hay unión de las piezas, por interpenetración granular (fusión), ya sea directamente entre ellas, o agregándoles un metal de aportación.

Distinguimos según el estado en que se encuentran los materiales en el momento de producirse la soldadura diferentes tipos de uniones:

  1. Uniones líquido-líquido: donde las superficies de los materiales a unir se funden y se ponen en contacto para que se aleen y constituyan la unión. Este es el caso de los procesos de soldadura por arco, soldadura láser…
  2. Uniones líquido-sólido: en estas uniones es imprescindible que el material líquido tenga la capacidad de adherirse al material en estado sólido para producirse la unión. Este es el caso de la soldadura fuerte y blanda.
  3. Uniones sólido-sólido: la unión se produce por la presión ejercida o por la combinación de presión y calor. Ejemplos de este tipo de unión son la soldadura por ultrasonidos o la soldadura por fricción.

Cabe destacar otro tipo de unión, para los plásticos, concretamente los termoplásticos. Es la soldadura por microondas y consiste en unir dos piezas sólidas introducidas en un horno, con una junta entre las piezas de polianilina en polvo, un material con gran conductividad térmica.

Esos tipos de materiales, conductores, se usan en la unión para que ellos mismos sean capaces de proceder a la absorción de las microondas, para convertirlas en energía térmica, y en consecuencia calentar la zona de la unión, permitiendo la soldadura de las partes.

El presente proyecto se dedica principalmente al estudio de las uniones líquido-líquido, es decir, a la soldadura por fusión, ya que es la más aplicable y utilizada en el campo que nos interesa ampliar el conocimiento, en la construcción.

Clasificamos los diferentes procesos de soldadura con o sin fusión, lo que específicamente se trata en nuestra sección de menú: SISTEMAS Y PROCESOS

Se puede realizar otra clasificación de la soldadura, según los metales que se van a unir:

  1. Homogénea, cuando los metales que se van a soldar y el metal de aportación si lo hay, son de la misma naturaleza.
  2. Heterogénea, cuando los metales que se van a soldar no son de la misma naturaleza, o bien el material de aporte es de distinta naturaleza a los anteriores.

La soldadura que se realiza sin la aportación de metal externo (metal de aportación) se denomina soldadura autógena.

Otra clasificación para los procedimientos de soldadura, es por la fuente de energía que necesitan para ejecutarse, como los que precisan la energía química (oxiacetilénica, soldadura con llama), la energía eléctrica (arco eléctrico, resistencias, haz de electrones y láser) y energía mecánica (forja, por presión, fricción o ultrasonidos.

No se realiza un mayor desglose, ya que este planteamiento tiene como objetivo centrar la orientación de la formación que GRUPMAV SCP desarrolla, sin que esto se convierta en un tratado o monografía.

3.- Tipos de uniones                                                                                    (Volver inicio)

En soldadura, la manera de cómo están colocadas las piezas a unir se denomina tipos de juntas de unión o juntas de soldadura posibles.

Existen cinco tipos de uniones básicas: la unión a tope, en ángulo, en T, en solape, en ángulo y de borde.

Características de los distintos tipos de unión.

Cada tipo de junta tiene una serie de ventajas e inconvenientes que debe conocer el diseñador, ya que la calidad final de la obra soldada dependerá no sólo de la técnica y habilidad para realizar la soldadura sino también del tipo de junta.

Para poder escoger el tipo de unión hay que conocer y evaluar los factores de los que depende. Son tres: esfuerzo, espesor y coste.

  1. Esfuerzo: debe tenerse en cuenta el tipo de esfuerzo a que estará sometida la pieza, ya sea a tracción, compresión, flexión, impacto, etc. También es necesario conocer si la carga es constante o variable en el tiempo, ya que en este último caso pueden aparecer problemas de fatiga.
  2. Espesor: el espesor de los materiales a soldar es un factor que determina el tipo de junta que se puede aplicar.
  3. Coste: la forma de la junta de la soldadura influirá en el coste final, por lo que deberá considerarse a efectos económicos.

Sin entrar en un análisis pormenorizado de los diferentes tipos de unión, y a expensas de un ulterior desarrollo, se mencionan las siguientes, las cuales serán objeto de aprendizaje por los alumnos en los diferentes programas formativos que diseña GRUMAV SCP:

  • Uniones a tope
  • Uniones a solape
  • Uniones en ángulo
  • Uniones en T
  • Uniones en canto

4.- Posiciones para soldar                                                                         (Volver inicio)

La American Welding Society (AWS), institución reconocida en todo el mundo y con un código estándar de especificaciones de soldadura, ha clasificado las posiciones básicas para soldaduras de ranura y de filete.

Aunque en una primera idea no parezca tener importancia este concepto sí lo es, ya que es un factor importante a la hora de decidir los electrodos que se usaran en los distintos procedimientos, ya que no todos permiten soldar en todas las posiciones.

Aunque sin duda, la mejor posición es la plana, ya que se obtienen velocidades altas de adición de material, el soldador está en una posición más cómoda y no requiere tanta destreza como en otras, siempre habrá algunas juntas que se tendrán que soldar en otras posiciones.

Algunas aplicaciones mejoran al estar hechas en una posición distinta de la plana, como por ejemplo, las hechas en secciones de metal muy finas que realizadas en posición vertical permiten un mayor y fácil control, según define Jeffus (2008).

Esta es la clasificación:

  • 1G o 1F plana: la soldadura se realiza desde la parte superior de la junta, y la cara de la soldadura es aproximadamente horizontal.
  • 2G o 2F horizontal: en la soldadura de filete o ángulo el cordón se realiza en el lado superior de una superficie casi vertical. Para la de ranura, la cara está en un plano casi vertical.
  • 3G o 3F vertical: el eje de la soldadura es aproximadamente vertical.
  • 4G o 4F bajo techo: la soldadura se realiza desde la parte inferior de la junta.

En la última edición de la Norma EN ISO 6947 (“Welding and allied processes – Welding positions”) se adopta finalmente el término posición de soldeo tanto para las posiciones de ensayo como para las posiciones de producción (trabajo). Sin embargo, a diferencia de las posiciones de ensayo, que son discretas y se indican por las posiciones de soldeo principales (con rangos de pendiente y rotación más estrictos), las posiciones de producción son contiguas y se han definido con una nueva nomenclatura y nuevos rangos de pendiente y rotación (de mayor tolerancia que en el caso de las posiciones de soldeo principales utilizadas como posiciones de ensayo).

La nueva edición de la Norma EN ISO 6947 incluye numerosos anexos gráficos que facilitan la interpretación de todos estos conceptos y además recogen la equivalencia con las designaciones norteamericanas (AWS A3.0 y ASME BPVC Sec IX).

5.- Partes de una soldadura. Definiciones                                         (Volver inicio)

Al cordón de soldadura se le distinguen 3 partes principales:

  1. Zona de soldadura: es el núcleo o zona central que está formada por el metal de aportación.
  2. Zona de penetración: son las zonas de las piezas a unir que ha fundido y aleado con el propio material de aportación.
  3. Zona de transición: es la zona más próxima a la penetración. Esta zona no ha sufrido pero la temperatura externa le ha proporcionado un tratamiento térmico del cual se pueden originar tensiones internas derivadas del diferencial térmico. Es la denominada Zona Afectada Térmicamente (ZAT)

Las dimensiones que sirven para determinar un cordón, vienen definidas por la garganta y la longitud eficaz, o también llamada de cálculo.

6.- Simbología de soldadura. Representación gráfica                   (Volver inicio)

La simbología de soldadura sirve para transmitir gráficamente información completa sobre una junta en un formato estandarizado y abreviado. Se utiliza para hacer planos y de esta manera ahorrar espacio a la hora de explicar el tipo de junta a realizar y sus especificaciones.

En España disponemos de la norma UNE-EN 22553:1994: Uniones soldadas por fusión, soldeo fuerte y soldeo blando. Representación simbólica en los planos, en la cual se recoge también el mismo código de aplicación.

El símbolo de la soldadura es una parte de todo el símbolo de soldadura. Indica únicamente el tipo de soldadura que se requiere para una unión.

El símbolo completo de soldadura ofrece toda la información que se precisa para ejecutar una unión. Puede incluir datos de la longitud del cordón, profundidad de la penetración, altura del refuerzo, tipo y dimensiones de la ranura, situación, proceso, metal de aportación, resistencia, acabado de la superficie, etc.