La importancia de la calidad en los procesos de producción o fabricación

Un componente clave al buscar calidad en las operaciones de soldadura es la mano de obra cualificada.

El ejercicio de calificación de soldador busca establecer la aptitud de la persona para llevar a cabo soldaduras que cumplan con los requisitos de calidad mínimos impuestos por el código o estándar bajo el cual se esté trabajando. La forma en que códigos y estándares apuntan hacia este objetivo es mediante la evaluación de soldaduras hechas por el candidato bajo condiciones específicas.

La prueba de examen es obligatoria y, junto con las pruebas de laboratorio se determinara si su cualificación (que también puede denominarse homologación o acreditación) resulta positiva o negativa.

El examen de cualificación de soldadores permite el reconocimiento profesional y la habilitación para el desempeño de las tareas de soldadura de acuerdo con la norma ISO 9606– 1: 2014 válida a nivel internacional para el procedimiento de soldadura y posición de soldeo escogidos.

Teniendo en cuenta la obligatoriedad de que los fabricantes amparados bajo las directivas europeas cuenten con soldadores cualificados, lo ordinario es que cada empresa disponga de procedimientos propios (WPS) previamente calificados, y que los soldadores se cualifiquen contra los mismos, por lo que las empresas que deseen cualificar a sus soldadores deberán facilitar las especificaciones técnicas de sus procedimientos para adaptar convenientemente las pruebas de examen.

En el caso de que bien las empresas, o las personas físicas interesadas en la cualificación, no dispongan de procedimientos específicos, se podrá realizar el examen de cualificación de soldadores con los procedimientos y pre-procedimientos (pWps) de GRUPMAV SCP .

Esta acreditación no es permanente y para mantener la cualificación, debe renovarse cada dos (2) años, siempre que el soldador pueda acreditar que realiza trabajos de soldadura cada seis (6) meses mediante el oportuno certificado de empresa o supervisor directo.

Desarrollo de la prueba

Durante la prueba de cualificación el soldador procederá al soldeo de un cupón de prueba de medidas estandarizadas, en las condiciones reflejadas en su solicitud y ajustándose a lo indicado en la Especificación de Procedimiento de Soldeo aplicable (WPS), que podrá o no estar cualificada (conjunto de parámetros e instrucciones de soldeo).

La prueba será presenciada por un examinador con cualificación suficiente, según la norma, que supervisará las pruebas de comienzo a fin y realizará la inspección visual del cupón, tras la cual emitirá el informe de inspección visual.

Si el informe de inspección visual es aceptable, se someterá al cupón al resto de ensayos requeridos por la norma aplicable (radiografía, doblados, …) que, si resultan aceptables se emitirá el correspondiente ‘Certificado de Cualificación del Soldador’ (WPQR), donde se detallarán las condiciones de la prueba y los rangos de cualificación, que representa el rango de trabajo que abarca el certificado.

En determinadas circunstancias, GRUPMAV SCP, puede emitir un carnet de ‘soldador acreditado’, pero la gran cantidad de datos necesarios para establecer los rangos de cualificación, hacen imposible que puedan incorporarse a un carnet de tamaño reducido, por lo que no puede ser tomado como un reemplazo del ‘Certificado’, sino como un complemento.

Las Normas Europeas definen la prueba de cualificación de soldadores para el soldeo por fusión de aceros (EN ISO 9606-1), y aluminio y sus aleaciones (EN ISO 9606-2), facilitando una serie de reglas técnicas para la prueba de cualificación sistemática del soldador, y permitiendo que tales circunstancias sean uniformemente aceptadas independientemente del tipo de producto, situación y persona u organismo examinador.

Las Normas tienen aplicación cuando sea requerida legalmente, por exigencia del cliente o por interés de la propia empresa.

Los procesos de soldeo a los que se hace referencia en esta norma europea incluyen aquellos procesos de soldeo por fusión denominados manuales o parcialmente mecanizados, y no cubre los procesos de soldeo automáticos o totalmente mecanizados.

La homologación según una prueba concreta cualifica para el soldeo en las condiciones de la prueba y en todas aquellas que se consideran más sencillas.

La norma establece rangos asociados para cada variable esencial dentro de los cuales el soldador queda cualificado. El soldador no queda cualificado fuera de los rangos mencionados.

Los criterios establecidos para determinar los rangos cualificados, son comunes para todos los procesos de soldeo (electrodo, TIG, MIG-MAG) y se resumen en la siguiente tabla:

Rangos de calificación de soldadores

Rangos de calificación de soldadores