La necesidad de conocer el nivel de cualificación profesional de los soldadores: ¿Cuál es nuestro nivel comparado con las exigencias de la industria?

El paso del tiempo no ha mermado la necesidad de la industria de contar con profesionales de la soldadura altamente cualificados que se acomoda a los nuevos retos que marca el desarrollo de la tecnología y la innovación en el mundo industrial.

El extendido uso de la soldadura en los procesos de fabricación en todos los ámbitos productivos (industria aeronáutica, automoción, construcción, electrodomésticos, etc) ha favorecido a un avance y un mayor conocimiento no sólo de las distintas técnicas de soldadura, sino también de los numerosos factores que determinan las características de la unión soldada. Entre dichos factores encontramos la temperatura de la fuente de calor, la cantidad de calor aportada al metal, el tipo de fuente de calor cuando se suelda con arco, el tipo de protección utilizado y otros muchos.

Soldador(700x460)_opt

Este programa se orienta a conocer el grado de conocimientos y destrezas que disponen los participantes con respecto a los de un soldador profesional, de forma que se permita disponer de un nivel de partida sobre el que aplicar las alternativas para realizar un perfeccionamiento posterior, ubicando al participante en un itinerario que le conduzca a un nivel especializado o, en su caso, a una homologación.

Este programa se inicia con la valoración del CV del participante, en el que se tendrá en cuenta la experiencia profesional y la formación recibida, ambos, en el ámbito de la soldadura.

Posteriormente se desarrolla una recorrido por las principales funciones y tareas del soldador, tanto en lo que respecta a los conocimientos teóricos como los prácticos.

Los conocimientos teóricos se evaluarán mediante pruebas escritas y/o tipo test, de forma que permitan asegurar el grado de asimilación de conceptos, el trabajo de soldadura en sí mismo y su implicación con empresa y la sociedad actuales.

El programa también contiene una batería de ejercicios prácticos que permitirán conocer las habilidades y destrezas del participante con los equipos de soldadura, los consumibles, las instalaciones, los medios de protección y el equipo auxiliar.

En este recorrido, el tutor-evaluador establece los niveles de conocimiento del participante, que servirán para dibujar un perfil profesional que contenga tanto las fortalezas como las carencias, ayude a establecer las áreas de mejora, permita proyectar un itinerario profesionalizador o realizar ulteriores propuestas de desarrollo profesional.