El Soldador está capacitado, de acuerdo a las actividades que se desarrollan en el Perfil Profesional, para trabajar en una línea de ensamble, construcción y reparación de maquinarias, estructuras y otros, realizando uniones y el rellenado de metales por medio de un proceso de soldadura (MIG-MAG, soldadura eléctrica con electrodos revestidos, procesos TIG) y el corte de materiales (ferrosos y no ferrosos) por medio de equipos oxicortes y plasma, tomando como referencia una orden de trabajo, una muestra o un plano de fabricación.

Para el desarrollo de estos cometidos, el soldador desempeña las siguientes tareas:

  • Selecciona el proceso y los equipos necesarios para soldar (MIG-MAG, soldadura eléctrica con electrodos revestidos, procesos TIG) y/o cortar (oxiacetilénico y/o plasma),
  • Puesta a punto de las máquinas y su mantenimiento,
  • Realiza los procedimientos de encendido de equipos de soldadura y corte, resolviendo posibles
    contingencias y/o fallos en el encendido.
  • Selecciona los accesorios y los procesos previos para realizar las órdenes de trabajo,
  • Establece la secuencia necesaria para la unión y/o el rellenado de metales y el corte de materiales,
  • Determina los factores que intervienen en la actividad, si procede, seleccionando:
    • Los consumibles a utilizar (material de aporte, tipología de electrodo, gases de protección y de respaldo, etc.),
    • La idoneidad de las superficies sobre las que se realizará la unión, rellenado y/o corte de materiales
    • La corriente e intensidad necesarias, y
    • Control dimensional y de forma sobre las operaciones que realiza.
    • Aplica las normas de seguridad e higiene industrial.

El soldador profesional requiere la supervisión establecida por las normativas de carácter Internacional o internas de ámbito laboral sobre los procedimientos de soldadura en los que él actúa.